LOS AÑOS DE LA DOLCE VITA

Decía Gay Talese; In my short-term memory of the eternal city, there has never been a season more fashionable and fantasy fulling than during de summer of 1959.  Poco tiempo después, Federico Fellini llevaría a la gran pantalla el sueño italiano en su película La Dolce Vita (1960). Roma se convertiría en el centro de todas las miradas y de todos los focos. Unos años de ensueño que la Sala de Exposiciones del Canal de Isabel II inmortalizan en una fantástica exposición, La Dolce Vita, que podréis visitar hasta el 6 de enero de 2013.

Fue un vestido, el famoso modelo saco de Balenciaga, el que inspiró a Fellini para el film, protagonizado por una bellísima Anita Ekberg y un guapísimo Marcello Mastroianni.  La película, que tiene como escenario La vía Veneto de Roma, presenta una serie de días y noches en la piel de Marcello,  hombre atractivo y sobre todo amante del cuerpo femenino.  Una de las escenas más famosas de la película es este baño nocturno en la Fontana de Trevi con Silvia:

Otro de los protagonistas del film es Paparazzo, fotográgo que trabaja con Marcello y que ha dado nombre a la actual figura del paparazzi. El personaje está inspirado en Tazio Secchiaroli, el primer paparazzi de la historia, quien cámara en mano recorrió Roma en busca de algunas de las instantáneas más famosas de La Dolce Vita

Todo comenzó cuando, en la fiesta de la condesa veneciana Olghina di Robilant, la bailarina turca Aïche Nanà inició un striptease. A pesar de que todas las imágenes fueron requisadas, Secchiaroli logró proteger esta fotografía, que se convirtió en portada de casi todos los diarios italianos. Pero Secchiaroli no fue la única estrella, ni mucho menos, de La Dolce Vita. Roma era el nuevo Hollywood europeo. Escenario de grandes producciones como Ben Hur, Cleopatra, Espartaco o Vacaciones en Roma, Italia se convirtió en la pasarela de mitos artísticos de los años 60 como Liz Taylor, Audrey Hepburn, Charlton Heston, Cary Grant, Ingrid Bergman, Ava Gardner, Richard Burton, Rock Hudson o Sophia Loren. También famosos fotógrafos como Marcello Geppetti y Arturo Zavattini, que con sus objetivos ayudaron a retratar estos magníficos años. Ava Gardner, Greta Garbo… cualquiera podía ser víctima de sus flashes.

Los otros grandes protagonistas de la exposición son los trajes y las joyas. En especial Brioni, quien como hiciera Dior con las mujeres, vistió a los hombres más afamados del momento, y la firma Bulgari, con sus maravillosas joyas. Como anécdota, se cuenta que cuando Richard Burton preguntó a Liz Taylor: ¿Qué sabes de italiano? ella contestó: solo sé una palabra, Bulgari. También Anita Ekberg expresó su admiración a la marca cuando dijo: La Dolce Vita significa Roma, y Roma significa Bulgari.

El broche final lo pone el documental Hollywood sul tevere de Marco Spagnoli.

Una exposición a mi gusto de asistencia obligatoria. No solo por su contenido, sino también por como está presentada y dispuesta. Aquí tenéis la página web oficial.

Alicia Escobar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Give me Five

Bar de Copas

Un humano y una pluma

Una nueva historia cada día

Cindyrella

"Remember this, that very little is needed to make a happy life"

Subiéndome al podio

COMUNICACIÓN, TELEVISIÓN Y DEPORTE

Information and journalism

El arte no nació para ser comprendido, sino para ser amado.

La Mirada Critica

El arte no nació para ser comprendido, sino para ser amado.

Vivir para contarlo

En memoria de Agustín, maestro

Romina Colli.

Todos queremos ser escritores.

DOC Malalana

Documentación y Técnicas de Investigación

A %d blogueros les gusta esto: