MÁS DE 100 MENTIRAS

¿Quién no ha cantado nunca eso de “que tardé en aprender a olvidarla 19 días, y 500 noches” o ” y me envenenan los besos que voy dando, y sin embargo cuando duermo sin ti, contigo sueño”, sin olvidar el clásico “y nos dieron las 10 y las 11, las 12 la 1 las 2 y las 3, y desnudos al anochecer nos encontró la luna”. Y es que Sabina es sin duda uno de los cantautores más importantes y con más talento de España. Muchos dicen de él que más que compositor es poeta (otra de sus facetas), y que cada canción suya es una bandera de sentimientos como el amor, el desengaño o la amargura. Por eso no es de extrañar que se le rinda tributo en el musical Más de 100 Mentiras al que podéis asistir hasta el 23 de diciembre en el Teatro Rialto por un precio muy asequible.

 

Joaquín Sabina no deja indiferente a nadie. Polémico en muchos casos, sus composiciones son bellísimas letras que cualquiera puede apreciar y en las que el amor ahogado en una copa de alcohol se convierte en el tema principal y más socorrido. La profundidad de sus palabras en canciones como Contigo ha llevado a que se hable de estilo barroco en la poesía sabiniana y a que se le compare con el propio Quevedo.

“Más de cien palabras, más de cien motivos, para no cortarse de un tajo las venas”. Esta frase, de la canción Más de 100 mentiras es la que da título al espectáculo, que pretende recrear un ambiente que continuamente Sabina nos describe en sus canciones; Whisky, puticlubs, bares de mala muerte… todo ello acompañado de una historia al más puro estilo Sabina.

No todas las críticas están siendo favorables, algo que muchos achacan a la trama o a las versiones de las canciones, y es muy probable que a un amante de las canciones de Sabina le sepa a poco, mas no debemos olvidar que la discografía de Sabina es complicada y más si de lo que se trata es de adaptarla a un espectáculo de estas características. Sin embargo, el musical es entretenido, y algunas de las actuaciones son realmente buenas;  a mi gusto por ejemplo la de Contigo está realmente lograda.

Por eso desde Yenamorarte os recomendamos que, os guste o Sabina, asistáis al musical Más de 100 Mentiras, porque seguro que no os arrepentiréis.

 

 

Además, os dejamos este poema de Sabina para que reflexionéis.

Lo peor del amor, cuando termina,

son las habitaciones ventiladas,

el solo de pijamas con sordina,

la adrenalina en camas separadas.

Lo malo del después son los despojos

que embalsaman los pájaros del sueño,

los teléfonos que hablan con los ojos,

el sístole sin diástole ni dueño.

Lo más ingrato es encalar la casa,

remendar las virtudes veniales,

condenar a galeras los archivos.

Lo atroz de la pasión es cuando pasa,

cuando, al punto final de los finales,

no le siguen dos puntos suspensivos…

Alicia Escobar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Give me Five

Bar de Copas

Un humano y una pluma

Una nueva historia cada día

Cindyrella

"Remember this, that very little is needed to make a happy life"

Subiéndome al podio

COMUNICACIÓN, TELEVISIÓN Y DEPORTE

Information and journalism

El arte no nació para ser comprendido, sino para ser amado.

La Mirada Critica

El arte no nació para ser comprendido, sino para ser amado.

Vivir para contarlo

En memoria de Agustín, maestro

Romina Colli.

Todos queremos ser escritores.

DOC Malalana

Documentación y Técnicas de Investigación

A %d blogueros les gusta esto: